Belzebuth o el inicio de un camino hacia la construcción del buen cine de terror mexicano.

belzebuth-still     Siempre he tenido mis prejuicios con las películas de terror y no por subestimarlas, más bien porque considero que es un género sumamente complicado de escribir, producir y dirigir. Ya que hay un hilo muy delgado el que divide el fiasco de una atinada realización en este tema. Y más aún en un país como México donde no hay una tradición de género de calidad. Pocas son en mi memoria pasada las cintas que me marcaron como LA TÍA ALEJANDRA o EL NIÑO DE PIEDRA en los 70s.

Mi referencia de los 80s serían los churros como LA CASA DEL TERROR con Pedrito Fernández y Tatiana, o bien en los 90s nunca encontré el valor de Km 31 como la mayoría del público. Siempre sentía que nos quedaban mucho a deber.

Pocas son también las cintas que considero joyas en este género a nivel internacional. Me explotó la cabeza al ver EL EXORCISTA en los 70s y THE SHINING en los 80s . Entre los 80s y los 90s, las viernes 13 y las halloween, y todas las demás inspiradas en estas, eran más bien el morbo adolescente de verlas. Casi eran una comedia sexy para mí. Tal vez la única que se salva era la saga de Elm St. , por darle un giro más original a la trama.

Y ahora últimamente he admirado cintas como LA BRUJA, IT FOLLOWS, LET THE RIGTH ONE IN, que logran ser casi obras maestras en su hechura.

En los últimos meses me han sorprendido un par de cintas mexicanas que han demostrado que se puede encontrar una fórmula para construir un género de terror digno, bien escrito y con buena realización.Me refiero a la cinta del año pasado EL HABITANTE y a BELZEBUTH que acabo de ver ayer.

Vaya sorpresa esta última entrega de Emilio Portes, confieso que fui con las más bajas expectativas. Pensando que iba a ver una película del mismo director de cintas que están en mi top 5 de las peores en la historia del cine mexicano. Como EL CRIMEN DEL CÁCARO GUMARO o la insufrible PASTORELA, para no hablar de LA CABEZA DE JUAN PÉREZ.

Vaya manera de crecer como realizador. Yo no sé si ahora SI se rodeó de la gente indicada, ejerció ese poder armónico que tiene un buen director de confiar en sus creativos de primer nivel. No sé qué hizo Emilio pero al ver esta cinta siento que el cine de terror mexicano sube una docena de escalones y nos da la esperanza de ver en los próximos años nuevas películas mucho mejor cuidadas en su guión, en dirección y en su producción.

No sé si por mi formación, pero siempre me quejo de los guiones del cine mexicano. Sufrimos un tipo de rodaje precoz, donde urge rodar, urge gastarse el 189 antes de que nos lo quite AMLO y se les olvida trabajar el GUIÓN, EL GUION. Y en esta cinta vemos ese trabajo de guión. Y no digo que sea perfecta. Tiene sus defectos, claro. Y tiene broncas pequeñas y broncas medianas. Como el tropezón del doblaje, que aunque sea un error garrafal, lo pudieron sortear y no afecta al producto final. Hay efectos especiales y cuestiones de audio y musicalización que tal vez no fueron las más indicadas. Pero son detalles. Hay un trabajo de creación y desarrollo de personajes muy bien cuidado. El diseño de producción es bueno. Y además vemos la participación en la producción de la UABC ya que fue rodada en Mexicali.

Se aprovechan elementos muy locales y se le da vuelta al cliché en cuestiones como el narco, los chinos, los narco túneles, sin abusar de ellos. Se manejan sutilmente y se agradece.

Una de las cosas que más agradezco del cine es que me sorprenda, Belzebuth me sorprendió en muchos aspectos, me hace creer en el cine mexicano de nuevo, me da esperanza de que el cine de género y comercial pueda encontrar una fórmula mexicana capaz de llevar a las salas al público y entregarle un producto de calidad en cuanto al arte y el entretenimiento. Me dio gusto ver al público de la sala metido en la historia de principio a fin y estar siempre en el borde de la butaca.

JAP.

Anuncios

BOOM NOSTALGICO

189583

No cabe duda que la nostalgia es el negocio de hoy. Lo vimos claramente con Stranger Thinks, Ready Player One y ahora con este lanzamiento de YouTubeRed, donde nos reviven al Karate Kid de los Ochenta y nos da en el mero corazoncito a los chavorrucos, y al mismo tiempo une a varias generaciones como en los otros dos ejemplos. No hay nada nuevo, como dicen los gringos: MAKE IT NEW. Es la misma historia aunque con subtramas ingeniosas para cambiar el punto de vista,donde ahora los malos son los protagonistas y los buenos los antagonistas. Es más una novela juvenil, como la saga de twailight pero con una carga de nostalgia lo suficiente para enganchar a una audiencia ávida de referencias ochenteras, con nuevos elementos pero tratados con mas frescura como el bullyng, la obesidad infantil, el empoderamiento de los LOSERS. Cosas que ya se han visto en otros proyectos pero que ahora lo presentan con pompa y platillo para un nuevo canal que quiere tumbar a Netflix. Y tiene todo para lograrlo… NO SE LA PIERDAN!!!

Furia Millenian

cgi..nunca me había pasado esto. Después de empezar a ver la serie nueva de Netflix The End Of The F***ing World, al tercer capítulo quería dejar de verla, me molestó, creía que sería otra de estas propuestas millenians sin sentido, pero le di oportunidad y después del 3er capítulo no pude dejar de verla hasta el final en una sola noche. Muy buena, muy cruda. Hay que estar un poco loquito para verla, pero es muy buena. Algo tiene de Natural Born Killers, algo de El perfecto asesino, algo de Let The Right One In. Algo de A Perfect World…Pero con un estilo muy original..Tiene magia. Muy recomendable.